L’aigua és freda com un tall. De cop. De cop. Un tros endins, la Maria sacseja la mà indicant-me que hi vagi. Quan l’aigua m’arriba a l’alçada del melic, continc la respiració i em submergeixo. Deixo de sentir-la per sentir només el so sord d’allò que s’ofega dins.

071

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: